Buscar Especialista

04 de octubre de 2017

Innovación en Cirugía: El equipo UCEME pionero en la cirugía tiroidea por acceso remoto

La Unidad de Cirugía Endocrino-Metabólica Especializada (UCEME) pionera en la cirugía tiroidea por acceso remoto que evita los daños estéticos del cuello.

En los últimos diez años se ha desarrollado de forma importante la cirugía tiroidea por accesos remotos.

Por la significación cultural de la cicatriz cervical y la alta incidencia de esta patología en Asia, son los países asiáticos (Corea del Sur, China, Japón, Tailandia) los que más han desarrollado este tipo de abordajes.
En los países occidentales EEUU y Europa lo vienen desarrollando en menor medida, pero en los últimos cinco años ha tenido una evolución muy importante.

Nuestro grupo quirúrgico UCEME es uno de los pioneros de estas técnicas en nuestro país. Entre los diferentes abordajes existentes, hemos apostado por implementar dos; el biaxilo bimamario (BABA) y el transoral (TOETVA).

Para ello hemos desarrollado un programa de formación y desarrollo de la técnica que lleva en marcha desde hace año y medio.
En la actualidad estamos desarrollando la técnica biaxilo bimamaria que consiste en realizar cuatro pequeñas incisiones, dos en ambas areolas, y dos en ambas axilas, a través de las cuales se fabrican sendos túneles subcutáneos que confluyen a la altura del tercio proximal esternal, a nivel subcutáneo. Desde este espacio de confluencia se realiza la tiroidectomía endoscópica de forma muy similar a la tiroidectomía abierta; se abren los músculos pretiroideos, se expone el tiroides, se identifican glándulas paratiroides y nervios laríngeos recurrentes, y se realiza la tiroidectomía.

El material que utilizamos es una torre de laparoscopia, disectores y graspers, ligasure Maryland, y neuromonitorización de recurrentes igual que en abierta

Tras la cirugía se suturan las heridas con sendas suturas intradérmicas, quedando estéticamente cubiertas todas ellas, suponiendo un avance estético evidente al no apreciarse ninguna cicatriz en el postoperatorio.

El resultado en cuanto a dolor postoperatorio, duración del ingreso, lesión recurrencial e hipoparatiroidismo es superponible a la cirugía abierta, con la ventaja de no existir cicatriz cervical (que resulta, a largo plazo, la principal secuela de esta cirugía por abordaje clásico).