Historia del centro

Hospital Beata María Ana

Más de 130 años al servicio de los madrileños

El actual Hospital Beata María Ana procede del Hospital-Asilo del mismo nombre, fundado en 1888, con objeto de amparar y educar a niñas huérfanas pobres.

Inicia su actividad en la calle Atocha 142, cambiando su domicilio primero a la calle Méndez Álvaro, posteriormente a la calle Cansares y más tarde a la calle Cabeza, para finalmente trasladarse en 1928 a los amplios pabellones y jardines de la calle Doctor Esquerdo 83, siendo oficialmente inaugurado en 1929 por su Altezas Reales las Infantas Doña María Cristina, Doña Beatriz de Borbón Batemberg, el Sr. Obispo de Madrid-Alcalá D. Leopoldo Eijo Garay y Sor Verónica de Jesús, por aquel entonces Superiora General de la Congregación.

Es entonces cuando comienza la asistencia curativa de niñas lisiadas, escrofulosas y raquíticas pobres.

Desde los orígenes a la actualidad cumplimos con la Misión Hospitalaria, dando acogida, asistencia, cuidado especializado y preferente a los enfermos, teniendo en cuenta las necesidades y urgencias de cada tiempo y lugar, con preferencia de los más pobres y marginados.

En 1930 se abre un dispensario médico gratuito con diversas especialidades: medicina interna, pediatría, cirugía general, traumatología, oftalmología, otorrinolanringología, endocrinología, reumatología y dermatología.

Desde finales de los años 50 se ponen en marcha escuelas de formación para mejorar la capacitación profesional del personal. Estas escuelas se convertirán en una referencia del sector sanitario como la Escuela Oficial de Ayudantes Técnicos Sanitarios, con sus especialidades de fisioterapia y psiquiatría, y la Escuela de Asistentes Sociales.

Actualmente el Hospital Beata María Ana es un centro médico-quirúrgico de confesionalidad católica y sin ánimo de lucro, desarrollando su actividad en el ámbito de las distintas especialidades médicas. En 2010 culmina tras varios años, un ambicioso plan director que remodela completamente el centro desde el punto de vista arquitectónico aunando el estilo histórico con las más modernas instalaciones.

En el momento actual se encuentra inmerso en un proceso de renovación de la cartera de servicios asistenciales con incorporaciones de diferentes equipos de profesionales médicos que le sitúan en las primeras posiciones dentro de la oferta sanitaria privada de Madrid.

En definitiva, los cuidados de siempre en un hospital completamente renovado.

Compartir esta página: