Litiasis y Endourología

Hospital Beata María Ana

Las piedras en el riñón se forman por un complejo proceso que ocurre en la papila renal, lugar por donde sale la orina al sistema urinario. Una vez formado el cálculo renal puede ser expulsado espontáneamente, dar síntomas o crecer.

Los cálculos renales de pequeño tamaño (menos de 4 mm) se expulsarán en más del 80% del total de los casos sin complicaciones. Si no se expulsa puede dar lo que conocemos como cólico nefrítico. Si además hay infección puede provocar una pielonefritis, hematuria u obstrucción de orina.

Lo diagnosticaremos mediante pruebas de imagen principalmente ecografía, urografía intravenosa, pielografía, tomografía computerizada.

La prevención de la litiasis

Consiste en un conjunto de medidas enfocadas a evitar la aparición de nuevos cálculos o su crecimiento. Para ello se realiza un estudio metabólico que agrupa un conjunto de pruebas de orina, sangre y del cálculo (espectrometría de infrarrojos y con microscopía esteroscópica) para llegar a un diagnóstico certero sobre la causa de la litiasis.

Una vez formado el cálculo renal puede ser expulsado espontáneamente, dar síntomas o crecer.

En nuestro servicio contamos con una unidad de excelencia para el tratamiento de la litiasis renal con los siguientes tratamientos mínimamente invasivos:

  • Nefrolitotomía percutánea o cirugía percutánea renal
  • Mini-nefrolitotomía percutánea
  • Ultramini-nefrolitotomía percutánea
  • Micro-nefrolitotomía percutánea
  • Cirugía endoscópica intrarrenal o RIRS
  • Cirugía endoscópica intrarrenal combinada
  • Ureterorrenoscopia
  • Micro-ureterorrenoscopia
  • Litotricia extracorpórea por ondas de choque
  • Litotricia extracorpórea controlada endoscópicamente por ureterorrenoscopia flexible (LECURS).

Jefe(s) de la subespecialidad

Compartir esta subespecialidad: