Rehabilitación y fisioterapia del suelo pélvico

Hospital Beata María Ana

La Unidad de Rehabilitación y Fisioterapia de Suelo Pélvico tiene como finalidad tratar las disfunciones del diafragma pélvico tales como, incontinencia urinaria, incontinencia fecal, dolor pélvico crónico, prolapsos, dispareunia (coito doloroso), problemas de erección.

La cavidad pélvica está delimitada en su parte inferior por un conjunto de estructuras musculares y aponeuróticas llamado diafragma pélvico, que a de más de servir de sostén a las vísceras pélvicas, participa en algunos aspectos de su fisiología ( cierre del ano, cierre de la uretra, erección de los cuerpos eréctiles de los genitales externos).

Nuestra Unidad está integrada por un equipo multidisciplinar compuesto por urólogos, ginecólogos, fisioterapeutas, enfermeros y psicólogos con más de 15 años de experiencia, para diseñar un tratamiento personalizado y adaptado a las necesidades de cada paciente de forma individual.

La sintomatología dolorosa del sistema urinario inferior habitualmente forma parte de un síndrome más complejo denominado síntomas del tracto urinario inferior (STUI) y que puede estar producido por infecciones, traumatismos, cirugías,… tanto en varones (infecciones de orina, prostatitis, orquitis, epididimitis) o en mujeres ( infecciones de orina, vaginitis, etc…).

En el caso de los pacientes sometidos a cirugía radical de próstata puede padecer incontinencia de orina y en este caso su tratamiento deberá ser personalizado y requerirá tratamientos específicos.

En la incontinencia urinaria de esfuerzo femenina (IUEF) se distinguen dos mecanismos fisiopatológicos subyacentes: Hipermovilidad uretral y Deficiencia intrínseca del esfínter. La causa de la incontinencia urinaria masculina de esfuerzo se ha relacionado casi exclusivamente con la deficiencia intrínseca del esfínter.

Síntomas
En nuestra unidad tratamos los casos de incontinencia de orina de esfuerzo y de estrés. La pérdidas de orina pueden ser muy invalidantes y afectar a la calidad de vida del paciente. Es una patología que se puede corregir a cualquier edad.

Diagnóstico
Se basa en una historia clínica y exploración física exhaustiva. Durante la entrevista clínica se aplicarán las herramientas necesarias (diario miccional, cuestionarios) para diferenciar entre incontinencia de orina de esfuerzo o de estrés. Esta diferencia es de suma importancia para luego proponer el tratamiento correcto.
Se completa el estudio mediante el empleo de estudios video-urodinámicos y pruebas de imagen.

Tratamiento
El tratamiento, debe iniciarse una vez la paciente ha sido diagnosticada de forma pormenorizada e incluye distintos tipos de profesionales dependiendo del grado, los síntomas de la paciente y los órganos afectados en la disfunción del suelo pélvico. El manejo de la incontinencia incluye el tratamiento farmacológico y/o quirúrgico.

Para la incontinencia de orina sin prolapso genital asociado, existen tratamiento médicos para los casos de incontinencia urinaria de urgencia y mixtas.

Fármacos: anticolinérgicos (antimuscarínicos), antidepresivos tricíclicos, agonista β-adrenérgico., agonistas α-adrenérgicos, antagonistas del calcio.
Agentes antiespasmódicos.
Estrógenos.
Antidepresivos tricíclicos.
Toxina botulínica (BOTOX A).

Muchas pacientes se van a beneficiar de un tratamiento conservador que incluye cambios en sus hábitos miccionales, restricción de líquidos, evitar cafeína o té; y la rehabilitación del suelo pélvico que se llevará a cabo por fisioterapeutas expertos.

Por último, en determinadas pacientes, en las que el tratamiento conservador ha fracasado o que presentan asociado prolapso genital sintomáticos, podemos recurrir a la cirugía. Consistirá en procedimientos de estabilización uretral o procedimientos para la coaptación del esfínter uretral. Estas técnicas habitualmente tienen un resultado muy satisfactorio.

No debemos olvidar, que dado el carácter musculo ligamentoso del suelo pélvico, y el origen multifactorial de los problemas de este, el tratamiento con fisioterapia debe complementar cualquier otro tratamiento que la paciente realice.

Tratamientos quirúrgicos:
– colocación de mallas de prolapsos
– colocación de mallas de incontinencia
– colposuspensión robótica

En la cirugía según el caso se corregirá el prolapso de vejiga, de útero o de recto asociado a la corrección de la incontinencia.

Es un dolor crónico y persistente referido a la zona pelviana que puede afectar a distintos órganos y estructuras tanto en el hombre como en la mujer.

Puede estar producida por enfermedades benigna y malignas. Va tener consecuencias en el paciente cognitivas, en su conducta, en su vida sexual y emocionales.

Puede tener un origen ginecológico, gastrointestinal, neurológico, sexológico, psicológico o muscular.

Jefe(s) de la subespecialidad

Compartir esta subespecialidad: