Cuidados Prolongados

Hospital Beata María Ana

La unidad de cuidados prolongados está dirigida principalmente a la recuperación funcional de patologías traumatológicas y neurológicas, así como deterioro funcional agudo y subagudo de diferente etiología.

La Unidad de Cuidados Prolongados tiene como objetivo el tratamiento de pacientes afectos de procesos y/o patologías ya diagnosticadas y estabilizadas, que precisan continuidad de cuidados especializados médicos y de enfermería, durante un periodo de tiempo previamente determinado, que en el momento del alta hospitalaria no puedan ser proporcionados en su domicilio.

Características:

  • Incapacidad funcional grave establecida, que precise cuidados médicos y de enfermería hospitalarios que no pueden ser dispensados a nivel domiciliario o residencial.
  • Pacientes con incapacidad funcional secundaria a procesos neurológicos (Ictus, Parkinson, neuropatías,…), procesos traumatológicos o deterioros funcionales o por inmovilización prolongada de cualquier etiología, en los que no está indicado tratamiento rehabilitador y que precisan cuidados médicos y de enfermería que no pueden ser administrados en su domicilio o medio residencial.
  • Patología crónica incapacitante que requiere frecuentes controles clínicos y éstos no pueden ser asegurados en domicilio o medio residencial.

La Unidad tiene diseñados unos criterios de inclusión y exclusión en el que se define el perfil de pacientes que han de ingresar en dicha unidad y que han sido diseñados en base a los distintos estudios y meta-análisis existentes en la literatura médica, enfocándolos principalmente al paciente anciano que es el más beneficiado de este tipo de intervención.

La valoración integral de los pacientes así como el trabajo multidisciplinar e interdisciplinar son claves para el correcto funcionamiento de la unidad; así al ingreso se efectúa una valoración en la que intervienen: personal de enfermería, médico responsable y trabajador social.

  • Patologia traumatológica.
  • Patologia neurológica (accidentes vásculo-cerebrales en su proceso post-agudo.)
  • Enfermedades crónicas con insuficiencia cardíaca, insuficiencias renales o pulmonares o pacientes con úlceras por presión o de origen vascular (arterial y venoso) que precisan de un mayor tiempo para el control de sus síntomas y su mejor recuperación.
  • Personas con síndrome de inmovilidad derivado de la atrofia muscular secundaria debido a encamamiento prolongado o inactividad.
  • Dar descanso durante un periodo no mayor de 45 días a los esforzados cuidadores de pacientes crónicos.
  • Cuidados y tratamiento para la recuperación funcional.

Jefe(s) de la unidad especializada

Compartir esta unidad especializada: