Rehabilitación

Hospital Beata María Ana

Tiene como objetivo lograr el mayor grado de capacidad funcional, independencia e integración del paciente en su ambiente habitual, tratando de acercarnos lo más posible a la situación funcional previa a la patología que padezca, si esta así lo permite.

La patología traumatológica ocupa la mayoría de ingresos anuales en la unidad, siendo la cirugía de cadera y rodilla los principales motivos de ingreso. 
El ingreso en la unidad de rehabilitación de pacientes traumatológicos se hace tras la valoración por parte del medido rehabilitador quien estima el momento del ingreso y pauta la rehabilitación.

Los ACVA (Accidentes Cerebrovasculares) son la segunda causa de ingreso en la unidad de rehabilitación. El tiempo transcurrido tras el ACVA, la situación previa del paciente (física, mental, clínica y social) y la estabilidad clínica tras la fase aguda son claves como criterios de inclusión.

Contamos además con el apoyo de la trabajadora social, que nos ayuda a proporcionar recursos al alta y orientación en los trámites relacionados con la dependencia o la discapacidad que se deriven de la patología del paciente.

La valoración integral de los pacientes así como el trabajo multidisciplinar e interdisciplinar son claves para el correcto funcionamiento de la unidad; así al ingreso se efectúa una valoración en la que intervienen: personal de enfermería, médico internista, médico rehabilitador y trabajador social y por supuesto el equipo de terapeutas para el desarrollo de la propia recuperación del paciente.

El equipo está constituido por una unidad de rehabilitación hospitalizada y una unidad de rehabilitación ambulatoria.

La unidad de cuidados prolongados tiene como objeto la atención a la convalecencia de pacientes, la mayor parte de las veces con pluripatología o situaciones frágiles que requieren seguimiento médico durante un periodo determinado de tiempo. Este tipo de situaciones se encuentran ligadas en muchas ocasiones, por su deterioro físico, a la rehabilitación como un factor más de su recuperación.

Proporcionamos todas las terapias necesarias para intentar conseguir la mayor mejoría funcional en este grupo de paciente, (fisioterapia, terapia ocupacional, logopedia, neuropsicología), y sobre todo en pacientes que no tiene cabida, por su perfil, en una unidad de daño cerebral.

Miembro(s) de la unidad especializada

Compartir esta unidad especializada: