Cirugía y traumatismos renales

Hospital Beata María Ana

Tratamiento de patologías benignas: cirugía reconstructiva, traumatismos renales y estenosis de uretra.

Cirugía reconstructiva

Dentro de la cirugía reconstructiva se incluyen la resolución de diferentes patologías como la estenosis de la unión pielo-ureteral, estenosis de uretra, traumatismos, patología escrotal benigna y afecciones cutáneas genitales.

Consiste en un estrechamiento del uréter en su unión del riñón al uréter que impide el paso de la orina. Esto provoca una obstrucción urinaria que puede asociarse a infecciones orina, formación de piedras e insuficiencia renal.

El tratamiento es cirugía reparadora (pieloplastia) realizando una sección de zona estenótica y reconstrucción de la estenosis con una plastia que reconstruya el paso de la orina a través del uréter. También se puede resolver mediante tratamiento endoscópico, endopielotomía.

La estenosis de uretra es el estrechamiento de la uretra que suele estar acompañado de fibrosis alrededor. Puede estar producido por causas iatrogénicas, inflamatorias, traumáticas o desconocidas.

Las manifestaciones clínicas se basan en problemas miccionales, como flujo entrecortado y débil, goteo, retención de orina o dificultad en el sondaje. Muchos pacientes no tienen una clínica clara y se puede confundir con otros trastornos obstructivos como la hiperplasia benigna de próstata.

El estudio se realiza mediante la historia, exploración física y las pruebas diagnósticas:

– Lo primero es hacer una flujometría para el estudio de la micción y pasar un cuestionario validado para valorar los síntomas miccionales del paciente, como es el IPSS.

En cuanto a las pruebas de imagen el estudio se basa en dos:

– cistouretrografía miccional seriada.

– cistoscopia

– la ecografía nos puede ayudar a valorar el grado de fibrosis especialmente en la zona peneana

Es una patología compleja que va a requerir corrección quirúrgica en la mayoría de los casos. Disponemos de los siguientes abordajes:

– abordaje endoscópico: uretrotomía endoscópica

– abordaje abierto: uretroplastia

A lo largo de la historia de la cirugía se han descrito muchas técnica de uretroplastia y cada una de ellas es específica del tipo de estenosis, del sexo, longitud, número o recidiva. Por ello es crucial saber identificar donde se encuentra la estenosis y la mejor técnica que ofrezca los mejores resultados de una manera personalizada.

El aspecto fundamental de los traumatismos urológicos es la evaluación inicial que debe hacerse con una exploración física y con las pruebas de imagen.

El manejo conservador ha pasado a ser el principal criterio de manejo de la mayoría de los traumatismos. El criterio quirúrgico dependerá del grado de afectación del riñón, de los vasos y de las estabilidad del paciente.

En nuestro centro disponemos de la última tecnología para tomar las decisiones más rápidas y ajustadas a la situación del paciente.

Fundamentalmente abarca dos patologías:

– Hidrocele: Es un acúmulo anómalo de líquido entre las capas del testículo, lo que se manifiesta como un aumento de tamaño.
Los síntomas están en relación a este aumento de tamaño, pudiendo producir malestar, pesadez, etc… En raras ocasiones se complica con sangrado o infección.
Su tratamiento será mediante cirugía o punción.

– Quistes: pueden aparecer en distintas zonas dentro del escroto; intratesticulares o paratesticulares. Los intratesticulares pueden ser espermatoceles, quiste epididimarios o quistes de las túnicas testiculares.
La mayoría de los casos se van a resolver mediante tratamiento quirúrgico.

Integrante(s) de la subespecialidad

Compartir esta subespecialidad: